Museo Nazionale Romano

El Museo Nacional Romano (Museo Nazionale Romano en italiano es un conjunto de museos en Roma (Italia), dividido en varios lugares de la ciudad. Fue fundado en 1889 e inaugurado en 1890, durante el Risorgimento, con el propósito de coleccionar antigüedades que van desde el siglo V a. C. al siglo III después de Cristo.

La primera colección se formó con las colecciones arqueológicas del Museo Kircheriano y los numerosos nuevos descubrimientos en Roma durante el planeamiento de la ciudad después de que se convirtiera en la nueva capital del nuevo Reino de Italia. Inicialmente se pretendía que se mostrara en un «Museo Tiberino» (que nunca se llevó a cabo), pero en 1901 el Estado otorgó el beneficio a la institución de la Villa Ludovisi y la importante colección nacional de esculturas antiguas.

Su base se estableció en el claustro del siglo XVI construido por Miguel Ángel en parte de las termas de Diocleciano, que aún son su base principal. Esta adaptación de los edificios a un nuevo propósito comenzó para la Exposición de 1911 y se acabó en los año s 1930. En los años 1990, en una transformación racial, las colecciones del museo se dividieron en cuatro lugares diferentes.

Con la misma entrada podrás visitar todas las sedes en el plazo de 3 días.

 

1. PALAZZO MASSIMO

palazzo massimo alle termePalazzo Massimo

El Palazzo Massimo es llamado también Palazzo Massimo alle Terme por su proximidad a las Termas de Diocleciano. Tiene su sede en un gran palacio de finales del XIX, que hasta 1960 ha sido el colegio jesuita de Roma, donde ha estudiado la alta burguesía de la ciudad.

Lo mejor del Palazzo Massimo

La colección está muy bien organizada cronológica y temáticamente, en las cuatro plantas de las que dispone.

  • Las plantas baja y primera están dedicadas a la escultura y retratística romana. La planta baja abarca desde la época republicana hasta Augusto y la primera de Augusto en adelante. Contiene magníficos retratos de todas las dinastías imperiales, esculturas griegas y copias romanas.

Entre las obras maestras de la colección destacan:

    • palazzo-massimo-mosaicoUno de los mosaicos del Palazzo Massimo Púgil sentado (antes expuesto en el Aula Ottagona)
    • Afrodita púdica
    • Muchacha de Anzio
    • Níobe herida
    • Discóbolo Lanzelloti (copia del de Mirón)
    • Hermafrodita durmiente
    • Importantes sarcófagos y bajorelieves

Una de las salas de la primera planta expone los adornos de bronce de varios barcos romanos construidos por Calígula.

  • La segunda planta contiene algunos de los mejores frescos y mosaicos romanos que se puedan contemplar en ningún Museo del mundo:
    • palazzo-massimo-frescos-villa-farnesinaFrescos de la Villa Farnesina, Palazzo Massimo Los frescos provienen de la Casa de Livia en el Palatino y de la Villa Farnesina. Han sido despegados de su lugar original, restaurados y montados reconstruyendo los ambientes originales.
    • La colección de mosaicos abarca desde el siglo II a.C. hasta el IV d.C. Incluye obras de todos los estilos y trabajos de taracea.
  • La visita finaliza en la planta del sótano, que contiene la sección de numismática (antigua, medieval y moderna) y un curioso apartado dedicado al lujo en Roma, donde se expone orfebrería y joyas de época romana.

 

 

2. PALAZZO ALTEMPS

palazzo altempsPalazzo Altemps

El Palacio Altemps (siglo XV) fue adquirido por el Estado italiano en 1982, pasando a formar parte del Museo Nazionale Romano. Con la misma entrada podrás visitar las otras sedes en el plazo de 3 días.

Los fondos del Palazzo Altemps se han creado con algunas de las colecciones privadas de arte clásico más importantes de Roma. La principal de ellas, que constituye el núcleo del Museo, es la colección Ludovisi, creada por el cardenal Ludovico Ludovisi en la primera mitad del s.XVII y que adornaba su residencia en el Quirinal. Más tarde se enriqueció con las colecciones Altemps, Dal Drago Albani, Cesi y Orsini, y con obras procedentes de las excavaciones llevadas a cabo en los Horti Sallustiani de César.

palais-altemps-loggiaLoggia del PalazzoUna de las características más llamativas de la colección Ludovisi (y uno de los atractivos del Museo) es el modo como están restauradas las esculturas griegas y romanas, con criterios diametralmente opuestos a los actuales: artistas barrocos de primer orden como Bernini o Algardi reimplantaron con imaginación piernas, brazos y otros elementos desaparecidos, consiguiendo una fusión tan perfecta que hoy hay que recurrir al panel explicativo para distinguir la parte clásica y el añadido barroco.

Lo mejor del Palazzo Altemps

Entre las obras maestras de la colección destacan:

  • Gálata suicida y su mujer, descubierta en las excavaciones de los orti imperiales, junto con el Gálata moribundo de los Museos Capitolinos.
  • Un impresionante Sarcófago, llamado Gran Ludovisi, de mitad del siglo III d.C.
  • Trono Ludovisi: original griego del siglo V a.C., al que pertenece la famosa escena del nacimiento de Venus.
  • Ares Ludovisi (probablemente Aquiles) y Tetis.
  • Cabeza de Juno.
  • Orestes y Electra.
  • Sarcófago con lavatorio de pies, llamado Nova Nupta, del siglo II a.C.

El Museo ofrece también una interesante colección de arte egipcio, proveniente de diversas excavaciones en Roma. Algunas de estas salas han sido abiertas recientemente y tienen todavía horarios y condiciones especiales de visita.

Como curiosidad, el Palazzo Altemps acoge las reliquias del Papa Aniceto (siglo II), procedentes de las catacumbas de San Calixto, lo cual lo convierte en un caso único de enterramiento de un Papa en un palacio privado. La capilla que acoge sus restos es interesante por la decoración de Pomarancio y Ottavio Leoni.

 

3. TERMAS DE DIOCLECIANO

termas-dioclecianoTermas de Diocleciano Construidas en el año 305 d.C. bajo el mandato del emperador Diocleciano, las Termas de Diocleciano, con capacidad para más de 3.000 personas (el doble que las Termas de Caracalla), fueron el mayor complejo termal de la Antigua Roma.

La construcción de las termas

Durante el año 298 comenzaron los trabajos de construcción de las termas, que se verían finalizadas en el 305. Las termas se construyeron con una estructura similar a las de Caracalla, edificadas en ladrillo revestido de mármol y decoradas con mosaicos y esculturas. La edificación ocupaba un terreno de más de 13 hectáreas, a lo largo de las cuáles se disponían el gimnasio, la biblioteca, baños fríos, calientes y templados.

Debido a la muerte de miles de cristianos que trabajaron como esclavos en la construcción de las termas, Diocleciano fue acusado y se vio obligado a abdicar.

El complejo permaneció en funcionamiento hasta el año 537, momento en que se vio clausurado cuando los pueblos bárbaros cortaron el suministro de agua a la ciudad.

En el año 1561 el Papa Pio IV encargó a Miguel Ángel la construcción de la Basílica de Santa María de los Ángeles en una parte de las termas para honrar a los cristianos fallecidos en ellas.

El Museo Nacional Romano

termas-diocleciano-claustroClaustro de las Termas de Diocleciano Después de 30 años de trabajos de restauración el Aula Décima de las Termas de Diocleciano abrió al público en el año 2008 para pasar a formar parte del Museo Nacional Romano. En la actualidad se puede visitar una de las pocas partes que quedan de la impresionante edificación, en la que se puede ver la gran altura que poseía el edificio.

En el interior se expone una imponente construcción funeraria además de dos tumbas con una gran decoración a base de frescos y estuco, que se cree que datan de comienzos del siglo II d.C.

En la parte descubierta de las termas es posible pasear por un claustro ajardinado en el que se exponen cerca de 400 obras de arte que incluyen estatuas, sarcófagos y relieves.

 

4. CRIPTA BALBI

cripta-balbi-museoMuseo de la Cripta Balbi Originalmente la Cripta Balbi estaba compuesta por un teatro, un bloque de cuatro pisos y un patio. Construido entre el año 19 y 13 a.C. bajo las órdenes de Lucius Cornelius Balbus, el teatro poseía una cripta que era el lugar en el que la gente se refrescaba y tomaba algo durante los descansos de las representaciones.

Con el paso del tiempo, el teatro quedó en el olvido y fue sepultado por otras construcciones a lo largo de las distintas épocas. En 1981 comenzaron las excavaciones y, tras veinte años de restauración, fueron añadidas al Museo Nacional Romano.

Las exposiciones

En la planta superior se exponen objetos realizados entre la Antigüedad y la Edad Media, mostrando el modo de vida de los ciudadanos romanos entre los siglos V y X.

En la planta baja se sitúan las excavaciones en el contexto de la historia de la zona, mientras se muestran los restos de las excavaciones de la Cripta Balbi y otros yacimientos romanos.

El sótano es la parte más interesante del museo, ya que allí se encuentran las excavaciones realizadas junto al Teatro Balbus, que se pueden ver mientras se recorren los húmedos y oscuros pasadizos.

 

Visto: 2509